martes, 22 de noviembre de 2011

"Existe algo"





Existe algo, absolutamente

absolutamente pesado y que

y que me toma por el cuello

pincha mis piernas, y así


existe algo, no logro verlo

pero no miento, es ajeno

quizá, inclusive, al tiempo

y permanece, y yo tiemblo


existe algo, podría decir

una fiebre de estómago

o un calambre de alma

en un torcido pecho


eléctrico cuerpo, que espera

y entonces, existe algo, que

y entonces, existe algo, que

delimita un espacio siempre igual


quiero salir de este "existe algo"

preservar cierto entusiasmo

y construir algo que no exista

y que sea mío, y tuyo, lector



Buenos Aires, Noviembre de 2011

jueves, 17 de noviembre de 2011

"Poema contra rutinas abismales"






Inusitado me despierto, seré Creador
Inusitado me pregunto, seré Navegante de lo abisal
Seré en el laberinto, seré, caeré también de él
Pensares, decires y emblemas del Cuerpo

Disyunción ante la cual Decidir
Amerita, sí, un fuerte desplante el cobarde
Mirar horizontes sin, empero, al fin ir
Dejar en promesas al fuego, en alarde

No seré de los que caminan cabizbajos
Seré Emperador del Destino, cuando despegue
Virando lo propio en propensión del Exordio
De una Vida: ¿vas a entrar al Mundo?

¿De qué carece el fugitivo? En principio, carece de “Morada”
Compelida, en cambio, ella a no dibujar sino tristemente una Curva
Ante la aproximación escénica de la confluencia maldita
La bisectriz del Diablo, figura encarnizada de un subterfugio ocre

Puente entre la locura y la imbecilidad
Los nichos lógicos de lo que compunge al nervio
Ebrio sentido, ahora se abre, a Fuerza de incertidumbre
Políticas del enclaustramiento que ya me asfixian

¿Qué vértigo? “Hay multiplicidad” – responde el Ser






Noviembre 2011