Entradas

Lógica y psicoanálisis...

Imagen
La lógica, atravesada por el psicoanálisis, implica la intromisión de lo que ella debe excluir para funcionar óptimamente. Esto es, el sujeto de la enunciación, de manera que no-todo se reduce a enunciados en el marco de nuestra experiencia sino que hay otro nivel y que es precisamente el del Øtro en tanto tal. Sostener que el sujeto del psicoanálisis es el sujeto de la ciencia remite al cogito cartesiano en relación al cual, no obstante, la experiencia freudiana aporta su verdad rechazada. Que en el preciso instante de decir “pienso” ya lo estoy diciendo desde el lugar del lenguaje y eso me descentra de mí mismo, valga la redundancia. Ciencia y psicoanálisis son intentos de formalizar lo real. La neurosis, efectivamente “empalma con un real” (Seminario XI). De ese Real algo podemos saber. Tanto en la ciencia como en el psicoanálisis hay producción de saber, letras, matemas. La diferencia estriba en la cuestión de la verdad a la que el pensamiento freudiano postula como causa. Y esta …

"El pensamiento del afuera" (fragmento)

Imagen
"Es menos aventurado suponer que la primera desgarradura por donde el pensamiento del afuera se abre paso hacia nosotros, es, paradójicamente, en el monólogo insistente de Sade. En la época de Kant y de Hegel, en un momento en que la interiorización de la ley de la historia y del mundo era imperiosamente requerida por la ciencia occidental como sin duda nunca lo había sido antes, Sade no deja que hable, como ley sin ley del mundo, más que la desnudez del deseo. Es por la misma época cuando en la poesía de Hölderlin se manifestaba la ausencia resplandeciente de los dioses y se enunciaba como una ley nueva la obligación de esperar, sin duda hasta el infinito, la enigmática ayuda que proviene de la “ausencia de Dios”. ¿Podría decirse sin exagerar que en el mismo momento, uno por haber puesto al desnudo al deseo en el murmullo infinito del discurso, y el otro por haber descubierto el subterfugio de los dioses en el defecto de un lenguaje en vías de perderse, Sade y Hölderlin han dep…

El acto psicoanalítico es causa del proceso de análisis.

Imagen
Este acto extrae su certeza de la angustia que supone ocupar el lugar del Otro al cual se dirigen las demandas del analizante en tanto exigen imperativamente una respuesta por el sufrimiento que supone la neurosis. Para el Lacan, el sujeto es el sujeto-sujetado, efecto del significante, dividido entre el saber inconsciente y la verdad del deseo que allí se articula, pese a no ser articulable. La prohibición del objeto impone desearlo. Ese objeto primitivamente interdicto –para el caso, la madre fálica- ese esa Cosa misma tan imposible como el Soberano Bien de la ética aristotélica. La posición freudiana acerca del placer al que tiende el deseo, descubre el destino fatal de la omnipotencia infantil, si lo elegido es el ser y no el sentido. El sentido sólo es pensable por la vía de la articulación significante que es, a la vez, causa material del sujeto del deseo inconsciente. El ser remite a la alienación en la que entra el niño, en vías de su constitución como sujeto, si queda petrifi…

AMAR, TRABAJAR: ¿PENSAR CRÍTICAMENTE?

Imagen
No pretendemos enseñar a los analistas lo que es pensar. (...) el pensamiento de los analistas es una acción que se deshace. Esto deja alguna esperanza de que, si se les hace pensar en ella, pasen de retomarla a repensarla.
J. Lacan, La dirección de la cura y los principios de su poder (1958).

Psicoanálisis, pensamiento crítico y ética
Se trata de repensar al Psicoanálisis en tanto pensamiento crítico rescatando, fundamentalmente, dos rasgos: tomar la palabra y el desasimiento. Un aporte del psicoanálisis como la noción de estilo resulta interesante para pensar el pensamiento crítico, a su vez, en su relación con la ética, destacando así la apuesta por la singularidad que los distingue y que pone un signo menos al Uno unificante del pensamiento calculador y de la Moral.
Propongo el siguiente nudo borromeo inspirándome en Lacan. La característica principal de esta figura es que los tres anillos están inter-penetrados de manera tal que, si se suelta uno de ellos, todo el encadenamiento se …

Ética, pensamiento crítico y psicoanálisis

En el presente artículo me propongo conectar estos tres campos disciplinarios mencionados en el título, partiendo de la sospecha de que existe una conexión o, más bien, una copertenencia entre los mismos. Podemos empezar definiendo a la ética como la razón aplicada a la facultad de desear, aunque con esta definición simple no podamos todavía distinguirla de la moral. Para Kant la realidad objetiva de una voluntad pura está dada por la ley moral no empírica sino formal que es tomada como un hecho (no cuestionable). Esa ley moral posee un carácter legislativo, ordena la voluntad o el deseo (a esta altura indistinguible de la voluntad). Hay una renuncia del amor a sí mismo (egoísmo) por amor a la ley en tanto ley. Se trata del deber ser. Hay moral porque hay libertad. En el orden natural, no hay margen de indeterminación. El hombre en su fenomenología es juzgable en función de ese noúmeno que habita en él y que no es determinable desde la naturaleza. Ahora bien, la ética se desprende de…

ÉTICA Y PENSAMIENTO CRÍTICO por Víctor Flores Olea

Imagen
H e aquí algunas reflexiones sobre el tema Ética y pensamiento crítico que expondré más ampliamente en una mesa redonda que tendrá lugar el 24 de abril, en el Club de Periodistas, en el contexto de las conferencias organizadas por académicos e intelectuales que discuten temas teóricos y políticos vinculados a la campaña electoral de Andrés Manuel López Obrador. En este tema, que será motivo de discusión, sostendré la aproximación definitiva que hay entre las categorías de ética y pensamiento crítico. Me atrevo a decir aproximación, aunque en términos prácticos se trataría de una casi identidad. Y es que en cualquier consideración realmente madura y objetiva del concepto ético se sugiere necesariamente un examen a fondo de la realidad que se vive y ante la cual hemos de actuar y tomar decisiones, y tal cosa exige una consideración verdaderamente cabal de sus elementos y conexiones, una consideración objetiva de sus elementos pero también teóricamente una consideración sin concesiones …

Pensar críticamente el pensamiento crítico

Imagen
Eugenio del Río*
Lo que sigue no se refiere a los problemas comunes del pensamiento en general, y por consiguiente también del pensamiento crítico, problemas como el de la relación entre observación y razón, el lugar de los juicios de valor, la función de las hipótesis en la investigación y tantos otros. Dejaré a un lado cuestiones como éstas, y me ceñiré a aquellos problemas peculiares del pensamiento crítico. Pero cuando digo problemas peculiares del pensamiento crítico no estoy aludiendo a las cuestiones de las que suele ocuparse, cuestiones como los movimientos sociales, las relaciones internacionales, la crítica del capitalismo, el Estado del bienestar y tantas otras. Me refiero a algo distinto: a los problemas que afectan a la forma de ser del pensamiento crítico. Mi intención es la de resaltar sus aspectos más problemáticos, de donde resultará una invitación a tratarlo crítica o autocríticamente. La idea de crítica no tiene una historia muy extensa, y la de pensamiento crítico…