martes, 21 de enero de 2014

Atención psicoanalítica en Capital y Gran Buenos Aires


Atención clínica de niños - adolescentes - adultos. 

El psicoanálisis es una terapia causal en el sentido de que apunta a los determinantes genuinos de lo que se manifiesta como malestar, no quedándose en la simple desaparición del síntoma o del "trastorno" (palabra tan de moda en la época). El camino del tratamiento no es otro que el de la palabra. La palabra verdadera como aquella cuyo despliegue es correlativo de una trasformación real en la subjetividad del paciente (en nuestro términos, analizante). Frente a la bajada de línea del sistema pos-capitalista imperante donde el "tener" se presenta como la clave-llave de una "felicidad" prometida y supuesta, la nuestra es una perspectiva crítica que cifra su fe en la dimensión de la falta en tanto ésta es uno de los nombres del deseo. El psicoanálisis, como clínica del deseo, sitúa en sus fundamentos una apuesta sin precedentes: aquella que considera que el camino del deseo es el único camino que puede otorgarle al sujeto una dignidad única y un destino irrepetible - fuera de la norma, de la tipicidad y de lo común. 

Podríamos hablar de tres consecuencias naturales de un análisis. En primer lugar, recuperar la capacidad y el misterio de amar/ sentir/ desear/ escuchar (atender). Por otro lado, el análisis posibilita conectarse con un quehacer subjetivante y significativo en donde producir no mecánicamente. Finalmente, un psicoanálisis avanzado en sus avatares, permite acceder a la posibilidad de pensar críticamente la realidad misma en su movimiento, dejando de aprehenderla como una cosa dura, estática e imposible de ser cuestionada y transformada.    

Aquellos motivos de consulta que pueden orientar a un potencial paciente a un acercamiento al psicoanálisis, podemos situarlos del siguiente modo:

- Compulsiones, obsesiones, fobias, inhibiciones, angustias. Preguntas. 

- ¿Qué hay detrás del "trastorno de ansiedad"?, ¿A qué llamamos "stress"? ¿Qué decimos cuando decimos "ataque de pánico"? Otro abordaje para lo supuestamente igual, apostando a las diferencias subjetivas en el proceso de la cura. 

- Problemáticas del sueño, problemáticas de la alimentación, consumo de sustancias psicoactivas. 

- Relaciones "patológicas", problemáticas del amor, problemáticas laborales, problemáticas familiares. El crecimiento. La maternidad, la paternidad: ¿qué significan estas transformaciones en la vida de una persona?    

- Pérdidas, duelos, cambios trascendentes. ¿Cómo definimos la "depresión"?



Buenos Aires, Enero 2014.
Atención psicoanalítica en Flores y en Ramos Mejía.
Consultar por derivaciones a psicoanalistas lacanianos 
de confianza en el resto de Capital federal y GBA.  
Consulta: 20766987- 15-5663-5918 
Mail: losange_@hotmail.com 

sábado, 18 de enero de 2014

"Guitarra, dímelo tú"





Si yo le pregunto al mundo,
el mundo me ha de engañar.
Si yo le pregunto al mundo,
el mundo me ha de engañar.
Cada cual cree que no cambia,
y que cambian los demás.

Y paso las madrugadas,
buscando un rato de luz.
¡Por qué la noche es tan larga
guitarra, dímelo tú!...

Se vuelve cruda mentira,
lo que fue tierna verdad.
Se vuelve triste mentira,
lo que fue tierna verdad.
Y hasta la tierra fecunda,
se convierte en arenal.

Y paso las madrugadas,
buscando un rato de luz.
¡Por qué la noche es tan larga
guitarra, dímelo tú!...

Los hombres son dioses muertos,
de un templo ya derrumbao.
Los hombres son dioses muertos,
de un templo ya derrumbao.
Ni sus sueños se salvaron.
Sólo una sombra ha quedao...

Y paso las madrugadas,
buscando un rato de luz.
¡Por qué la noche es tan larga
guitarra, dímelo tú!...


                                                                                                                      Letra: Atahualpa Yupanqui

Música: Pablo del Cerro