martes, 30 de diciembre de 2014

Tempo - Acompañamientos terapéuticos


¿Qué es el acompañamiento terapéutico?
El acompañamiento terapéutico (AT) es un recurso, una herramienta destinada a mejorar el bienestar y la calidad de vida de un sujeto y del grupo familiar que lo rodea. El AT está destinado a aquellas personas que están afectadas por una particularidad, una diferencia que amerita la implementación de dicho instrumento en miras de contribuir a la intervención terapéutica que han solicitado los familiares de dicho individuo a otros profesionales (psicólogo, fonoaudiólogo, terapista ocupacional, psicopedagogo, etc.). Es decir, el AT se enmarca en un trabajo en equipo y es llevado adelante por personas que cuentan con formación en Salud, las cuales además están permanentemente supervisando e intercambiando su experiencia cotidiana con dichos profesionales y colegas. Los objetivos del AT se orientan a conseguir una mayor autonomía y crecimiento subjetivo en el individuo al cual se dirige, pero también, indefectiblemente, apunta a un crecimiento en la calidad de vida del grupo del que la persona forma parte.

Método de Trabajo

El método de trabajo de Tempo consta de distintas etapas.


Primer etapa: Pedido de la familia o del profesional. Se realiza una evaluación del caso, la cual puede implicar desde entrevistas con los familiares del paciente hasta el contacto con los profesionales intervinientes o la asistencia al lugar de residencia o concurrencia donde se llevaría adelante el trabajo propiamente dicho. En función de todos los datos relevados, se hace un diagnóstico situacional (no sólo del paciente) y se diagrama una estrategia clínica de intervención. Es aquí donde se definen las cuestiones organizacionales (días, horarios, tareas) y también administrativas. 



Segunda etapa: Una vez admitido el caso como posible de ser trabajado por el Equipo, se comienza con la puesta en acto de la estrategia clínica diseñada. Esto implica, desde luego, la conformidad de los familiares y/o actores intervinientes en la cotidianeidad de la vida del paciente. Obviamente, el AT es para el grupo familiar y no simplemente para el paciente en sí. 



Tercera etapa: Esta tercera etapa consiste en la supervisión y el seguimiento permanente del caso. Se trata de la elaboración clínica en donde se evalúan los efectos de la implementación del dispositivo (su eficacia, cambios positivos y negativos, cuestiones a resolver, vicisitudes a conversar, logros, etc.). Esta tercera etapa implica también la posibilidad de suspensión del tratamiento, en caso de que se estime que no están dadas las condiciones para que el mismo continúe, ya sea por falta de compromiso por parte del grupo familiar o por cuestiones aleatorias eventuales. 



Todos los casos son trabajados en Equipo. Los AT supervisan los mismos con los profesionales del Equipo que, por su formación y experiencia, están en condiciones de realizar una lectura más adecuada de las particularidades de la situación y, en ese sentido, pueden orientar el tratamiento de un modo riguroso. Se realizan ateneos y es exigida la preparación de informes que den cuenta del trabajo clínico que se está realizando. Se trata de una apuesta de elucidación permanente, en la cual, como diría Castoriadis, se trata de pensar lo que se hace y de saber lo que se piensa.

Contacto
Para hacer una consulta contacto@tempo-at.com

Para enviar tu Curriculum Vitae rrhh@tempo-at.com

Lic. Juan S. Sist 15-5049-5585 (Capital, zona San Martín y alrededores) 
Lic. Luis F. Langelotti 15-5663-5918 (Capital, Zona Ramos Mejía y alrededores)