"Guitarra, dímelo tú"





Si yo le pregunto al mundo,
el mundo me ha de engañar.
Si yo le pregunto al mundo,
el mundo me ha de engañar.
Cada cual cree que no cambia,
y que cambian los demás.

Y paso las madrugadas,
buscando un rato de luz.
¡Por qué la noche es tan larga
guitarra, dímelo tú!...

Se vuelve cruda mentira,
lo que fue tierna verdad.
Se vuelve triste mentira,
lo que fue tierna verdad.
Y hasta la tierra fecunda,
se convierte en arenal.

Y paso las madrugadas,
buscando un rato de luz.
¡Por qué la noche es tan larga
guitarra, dímelo tú!...

Los hombres son dioses muertos,
de un templo ya derrumbao.
Los hombres son dioses muertos,
de un templo ya derrumbao.
Ni sus sueños se salvaron.
Sólo una sombra ha quedao...

Y paso las madrugadas,
buscando un rato de luz.
¡Por qué la noche es tan larga
guitarra, dímelo tú!...


                                                                                                                      Letra: Atahualpa Yupanqui

Música: Pablo del Cerro

Comentarios

Entradas populares de este blog

“Negar la negación: de cara a las elecciones legislativas 2017"

Psicoanálisis y poesía: para pensar el Seminario

“DEL MALESTAR EN LA CIUDADANÍA (Y DE OTROS MALESTARES)”