Por qué `sí` al psicoanálisis

El discurso del psicoanálisis se presenta como una alternativa a lo común, en la medida en que sostiene que el síntoma es un goce disidente con lo esperable: un sujeto afectado por un síntoma se torna inútil en el marco de una sociedad de consumo. La clínica freudiana nada tiene de "adaptación a LA realidad" sino que, por el contrario, hace de la desaptación del sujeto a LA realidad el eje de su dirección. LA realidad es una creencia compartida que sujeta y captura los cuerpos en un sentido general, el cual coarta la posibilidad de crecimiento de la Civilización dado que aplasta la diferencia y la torna enfermiza. Para Freud, el crecimiento de una sociedad se basa ante todo en el respeto de las diferencias subjetivas y no en la homogeneización subyugante, donde el deseo de cada sujeto aparece caracterizado como "egoismo". Ego-ismo es entrega ilusoria a los Ideales consagrados donde lo que vale es aparentar ser feliz, tomando prestado objetos del campo del Otro para constituir la propia ontologìa en tanto que estimada. (continua)

Comentarios

Entradas populares de este blog

“Negar la negación: de cara a las elecciones legislativas 2017"

Psicoanálisis y poesía: para pensar el Seminario

“DEL MALESTAR EN LA CIUDADANÍA (Y DE OTROS MALESTARES)”