sábado, 9 de julio de 2011

"Psicoanálisis: escritura de la falta-en-ser"




Este libro quizás sea la forma in situ de confrontarnos al pasaje que se opera en el encuentro de la propia escritura. No de cualquier escritura, de aquella que escribiéndonos realiza una obra. ¿Dónde se produjo la escritura de Psicoanálisis, escritura de la falta-en-ser? ¿Podríamos decir que en la lectura de los textos que dejaron su marca en el autor o en los aconteceres del trabajo clínico donde los analizantes nos confrontan cada vez a la pregunta acerca de qué psicoanálisis, de qué cura, de qué sujeto hablamos? ¿Durante el seminario, dispositivo elegido por Oscar Lamorgia donde transmisión y ética se aúnan en un ir diciendo, no de un saber constituido sino de aquel que irá precipitando a partir de ese decir con otros, en ese diálogo que hará de las propias letras, escritura? ¿O en el momento de la escritura material, cuando el teclado imprime en la pantalla la reescritura de lo que se podría llamar degrabación de las clases, pasaje de lo oral a otra textualidad? En cada uno de ellos y no solamente, una escritura se fue realizando y es esa riqueza lo que nos transmite Psicoanálisis, escritura de la falta-en-ser, avanzar desde lo que inquieta el pensamiento para poder cernir conceptos que hacen al cuerpo del psicoanálisis y conmueven, si se permite el desliz poético, en el corazón de su práctica.


(Del prólogo, de Alicia Smolovich)

No hay comentarios:

Publicar un comentario