"Dialéctica y semántica del Bosque"


Oscuras y templadas hembras del nido
oírlas quiero, y ver en su frente mi Calma
soy todo, puro néctar, del Sol caído
voy a embriagar de Copas arboleadas mi Alma

Alguien dispuesto a entregar su cabeza
por ramas viejas, con tal de sentir el Aire
de vuestros pulmones, Bosque, y de tu rareza:
que la maleza huelga donde abunda el Baile

Nada es en vano si el verde inunda tu pupila
si la tierra y el rincón llevan colores a tu pecho
si el error aun es, de lo humano, real medida
si mil caminos y lontananzas te resultan corto trecho


Angello Di Forza, 18 de Enero de 2011, Buenos Aires

Comentarios

Entradas populares de este blog

“Negar la negación: de cara a las elecciones legislativas 2017"

Psicoanálisis y poesía: para pensar el Seminario

“DEL MALESTAR EN LA CIUDADANÍA (Y DE OTROS MALESTARES)”