sábado, 22 de enero de 2011

"Hoy, al despertar, desperté"


Mañana harto disímil
apertura misteriosa, henchida de gozo
bocanada instantánea de frescor
Me levanté y fui, a buscar(me)

Me encontré y me desencontré cien veces
me perdí, me escondí y me abracé
caminé a gachas, tratando de esquivar
los golpes duros de la coagulación del Ser

Entrelazamiento de voluntades
algunas grises, otras azuladas
pasos certeros y radicales
detenciones e indagaciones del Pensar

¿Pero de qué sirve pensar?
Pérdida de valor, es decir,
de sentido, de coraje y de valía
Anillos que arman un circo de dolor

Semejante a un cóndor andino ingente
que atraviesa los picos del deseo silente
voy, planeando, por sobre la cordillera de mi Vida amada
bebiendo sus inusitados secretos y lanzándome por sus quebradas
Buenos Aires, Enero de 2011.

No hay comentarios:

Publicar un comentario